Blanco y Negro

Los carretes de blanco y negro son los más veteranos del mundo analógico. Con estas emulsiones nació la fotografía y aún hoy en día podemos seguir disfrutando de su habilidad para convertir la realidad, polícroma, en una escala de grises. Existe actualmente una variedad inabarcable de este tipo de películas  y cada una posee un estilo propio fruto de su contraste, estructura de grano, acutancia, escalas tonales o sensibilidad espectral. Esta enrome diversidad provoca, a su vez, que no exista, a diferencia de las películas de color, un conjunto de químicos estandarizados para revelarlos, siendo la variedad de reveladores de blanco y negro casi pareja a la de emulsiones disponibles. El revelador usado tiene efecto sobre todas las característica de la película y dependiendo del efecto que se busque ha de elegirse uno u otro.   Las combinaciones posibles entre película y revelador se hacen por tanto infinitas.

En nuestro laboratorio usamos para el revelado Kodak HC-110. Es un químico que funciona muy bien tanto con emulsiones clásicas como modernas logrando un resultado muy equilibrado y respetando las características propias de cada película. Además la alta concentración del HC-110 permite preparar diferentes diluciones y adaptar el revelado dependiendo de la película. Tras el revelado realizamos un doble fijado y un lavado con cascada de agua con el fin de conseguir una conservación óptima de los negativos.

Una vez revelado...

Entregamos los carretes de 35 mm cortado en tiras de 6 fotogramas, y los de 120 en 4 tiras.

35 mm

120

Los carretes más comunes

La película de blanco y negro sigue muy viva, y es con diferencia la que mas variedad de emulsiones nos ofrece. Todas las grandes marcas siguen fabricando blanco y negro y algunas con un catálogo realmente amplio, como es el caso de Ilford.

Ilford Delta 100

Ilford Delta 400

Ilford Delta 3200

Ilford SFX 200

Kentmere 100

Kentmere 400

Síguenos

Sitio web creado por Glauca Photo